YO SIEMPRE HE SIDO CHIC@ DE PISCINA

Este año le ha salido un gran competidor a la playa: la España del interior, repleta de atractivos culturales, naturales y gastronómicos. Si has decidido dejarte tentar por una escapada de secano, pero no quieres renunciar a la inolvidable sensación de zambullirte en el agua, escápate a Cáceres, pero elige un alojamiento como Barceló Cáceres V Centenario,  que cuenta con una de las mejores piscinas de hotel de Extremadura.

En ella podréis refrescaros en familia, antes o después de disfrutar del maravilloso entorno de Cáceres. Y es que, además de recorrer el precioso casco histórico de la ciudad, la zona ofrece multitud de propuestas naturales, con excursiones al Parque Natural de Monfragüe, paseos por los Berruecos o cruceros por el Tajo; actividades culturales como visitas al vanguardista Museo Vostell; o planes gastronómicos para degustar ricos productos de la zona como la Torta del Casar o jamones extremibéricos, entre muchas otras.

Por la noche, nada mejor que recordar tus veranos infantiles a la fresca, cenando al aire libre en la exquisita barbacoa instalada en los jardines del hotel, dónde podrás saborear delicias que combinan clásicos de la tierra como el “Jamón ibérico de bellota cortado a finas lascas”, la “Torta de D.O. Casar de Cáceres”, o el “Mix de barbacoa extremeña, con solomillo de cerdo, chorizo criollo y presa ibérica”; con otros productos locales presentados de manera más creativa como el “Paté casero de perdiz con mermelada de tomate y compota de manzana”,  las “Croquetas rústicas de jamos ibérico” o el “Secreto de cerdo ibérico a la parrilla con mojo rojo”, entre muchas otras especialidades.

Y a la hora de dormir, podréis hacerlo plácida y divertidamente gracias a las habitaciones familiares con las que cuenta el Barceló Cáceres V Centenario, un plus con el que tu escapada veraniega a la España del interior será todo un éxito.