SUEÑOS DE UN SEDUCTOR – TEATRO LARA

Protagonizada por César Camino y Ana Azorín, el actor ha reconocido que lo más complicado ha sido «huir de la imagen que tenemos del director norteamericano. El personaje es un neurótico y había que buscar mi propio neurótico.» Por su parte, la actriz Ana Azorín asegura que estamos ante una pieza que «parece fácil, pero es sumamente difícil, como todas las comedias, porque tiene un ritmo propio de una maquinaria de relojería suiza.»


DESMONTANDO A ALLAN FIX. 

El texto que fue antes teatro que cine, está de «rabiosa» actualidad. Si algo hace Woddy Allen en esta película es «mostrar a una generación que el hombre también es sensible,  tiene miedo, puede llorar, desmonta esa imagen de macho», comenta el director. «En la actualidad seguimos preocupados de dar una imagen de lo que no somos, tanto hombres como mujeres» asegura Paso al hablar de la función. Por su parte César Camino que interpreta a Allan Fix, protagonista de la historia, asegura que es un «tipo que quiere lo que no tiene y en cierta medida tiene que dejar de ser él o desmontar la imagen que él tiene de sí mismo.»

Completan el reparto Inés Kerzán, fundadora de la compañía PasoAzorín junto a Ramón Paso y Ana Azorín, y la actriz Ángela Peirat asidua en los montajes del director. La función cuenta además con Carlos Segui que ya trabajara con la compañía en «Lo que mamá nos ha dejado», texto del propio Paso.