Deporte y césped artificial

El césped artificial tiene muchas funciones. Es posible que el más común en como complemento de jardines particulares. No obstante el uso césped artificial deportivo es cada vez más común. En un principio el césped artificial deportivo se utilizaba sobre todo para campos de entrenamientos de fútbol. Más adelante el césped deportivo ha entrado en otros deportes también. Hoy día es muy frecuente su uso en deportes tan variados como pádel, tenis, hockey o golf.

Césped artificial para fútbol.

Los primeros modelos de césped artificial para futbol aparecieron hace algo más de 20 años. En un principio la calidad del césped era muy insuficiente. El césped no resistía las pisadas de los jugadores y a los pocos años tenía que ser cambiado. Por otro lado las propiedades del juego (rebota de la pelota entre otras) distaban mucho de ser óptimos. Por último el césped artificial en su origen era muy susceptible de crear quemaduras y otras lesiones de los jugadores.

Todo eso es del pasado. Los nuevos modelos ofrecen garantías de hasta diez años, incluso para campos de entrenamiento intensivo. Las propiedades de juego son casi idénticas a los del juego sobre un césped natural. La FIFA ofrece certificación de los campos con césped artificial, garantizando que los partidos se pueden desarrollar con total normalidad.

Como una novedad ha surgido modelos híbridos, es decir mezclan césped natural con césped artificial. Esta opción está incluso entrando en el élite con varios estadios donde se juega champions league, están instalando está modalidad.

Césped artificial para pádel

El crecimiento de césped artificial deportivo más espectacular estamos viendo seguramente en la modalidad de césped artificial para pádel. El pádel es un deporte con una historia corta. Como una alternativa al tenis para los aficionados es una opción muy buena ya que es un deporte de práctica más fácil.

Aunque el pádel se puede jugar sobre diferentes superficies, en la práctica casi todas las pistas se instalan con césped artificial. Como resultado hemos visto en los últimos 10-15 años una demanda explosiva para césped artificial pádel. Es además un césped que tras 3-4 años de juego intensivo necesita ser sustituido.

El césped artificial para pádel tiene diferentes calidades, siendo los más habituales: fibrilado, monofilamento y texturizado. Los dos primeros son más habituales para campos destinados a aficionados, mientras para los campos de élite es más normal ver modelos texturizados.

La práctica de pádel se está dispersando por toda la planeta y en la actualidad es el deporte que más crecimiento está experimentando.

Césped artificial para otros deportes.

Tenis, golf, hockey y modelos de multideporte son otros mercados importantes para el césped artificial.

Las últimas innovaciones en el sector de césped artificial es crear modelos 100% reciclables. Para el medio ambiente sería un avance muy importante poder dar este paso.